Blog

Elegir el labial azul que más te conviene

EL GLAMOUR DEL LABIAL AZUL

Cuando se incorpora el labial azul al maquillaje se abren numerosas posibilidades en el make up de vanguardia. Al ser un color poco convencional para un labial, hay que tener en cuenta algunos detalles para lograr el mejor resultado.

CÓMO ELEGIR EL LABIAL  AZUL MÁS CONVENIENTE

Recuerda que los labiales suelen venir en opción líquida o cremosa y el efecto que obtengas será diferente en ambos casos. Los líquidos dan un aspecto húmedo mientras que los cremosos dan un toque mate.

De todas las tonalidades de azules que existen, el más sencillo de utilizar y combinar es el azul marino y el azul noche.

Al ser oscuro lo puedes combinar con muchos colores y es el más adaptable a casi todos los looks. En general, viene en opción mate por lo que si lo quieres usar brillante tendrás que usar brillo labial.

El azul es un color frio ideal para pieles claras y las que tienen una tonalidad rosada. Para pieles más oscuras y con tendencia hacia los tostados rojizos, utiliza el azul en combinación con algún color cálido para equilibrar su aspecto frío.

UN MAKE UP INFALIBLE PARA EL LABIAL AZUL

Delinear los labios es el primer paso para el pintalabios azul. Puedes usar un lápiz delineador de ojos o cejas del mismo color, o lo más parecido que consigas, para tus labios.

Rellena con el labial cuidando que quede parejo, y recuerda que, es una tonalidad oscura y su pigmentación tiende a dejar manchones que deben esfumarse o completarse con una brocha más voluminosa que lo habitual.

Luego besa una servilleta de papel para quitar el sobrante y que tus dientes no se manchen. Coloca una capa de brillo labial o bálsamo para darle mayor duración al color.

Para complementar el labial puedes colocar una sombra azul claro en tus ojos en combinación con rosa pálido sobre la zona del lagrimal.

Usa mascarilla de pestañas negras con un delineador negro para concluir el maquillaje de los ojos. Un toque diferente sería una mascarilla de pestañas azul con delineador de ojos azul. En el rostro usa rubor rosado de la misma tonalidad que usaste en los ojos.

También usa los marrones para el resto del rostro, incluso los ojos. Tal vez te sientas más cómoda con este color al poner tus labios de color azul. En este caso, ilumina tus mejillas en lugar de rubor, el mentón, los laterales de la nariz y la frente.

LO QUE NO TIENES QUE OLVIDAR

Otra de las reglas de oro que tienes que adoptar como tratamiento de belleza, es la exfoliación de los labios y su correspondiente humectación.

Si usas azúcar con un poco de aceite de coco y con un cepillo dental le das un masaje suave a tus labios, tendrás una muy buena exfoliación natural. Luego para hidratarlos usa miel, aceite de coco, manteca de cacao o bálsamo. Experimenta el azul en todas sus tonalidades desde las más oscuras, azul marino y azul noche, hasta las más claras.

Nos harías un gran favor si compartieras este artículos en tus redes sociales

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *