Blog

La incomparable belleza de los labiales Marrones

Pasan los años, pasan las modas pero hay algo que se mantiene inalterable y es la belleza que imprime las tonalidades marrones en los labiales.

Es el color indispensable para todos los que realizan un make up ya que es muy práctico, combina con todo tipo de maquillaje, funciona para todas las pieles, puede usarse a toda hora y combina con todo tipo de look.

EL COLOR DE LA PIEL Y EL LABIAL MARRÓN

Si tu piel es de tonalidad clara necesitas un marrón rojizo o los marrones claritos con un toque rosado, ellos darán un touch natural a tu look. Evita los marrones que tengan iridiscencias grises porque apagarán tu make up.

Si tu piel tiene pigmentación morena clara utiliza los marrones caramelo o con un toque durazno. Evita los labiales con tintes verdosos o muy rojizos ya que le darán una tonalidad rojiza a todo tu rostro.

Si tu piel tiene un matiz oliva verás que puedes usar muchas tonalidades de marrón, sobre todo los pintalabios marrones que tengan un acabado cálido sobre la gama de los corales.

Si en cambio tienes matices dorados sobre tu piel trigueña, utiliza el pintalabios marrón rojizo y los más oscuros que brindan un look muy sensual.

Si, en cambio, tu piel trigueña tiene un tinte caramelo usa los marrones llamados “nude” con un delineado en una tonalidad más oscura. Una vez que ambos estén colocados en los labios, engama los colores para lograr un efecto “ombré”.

Por último, si tu piel es de las más oscuras con tintes color vino, utilizar una combinación entre los marrones oscuros y los claros metálicos que te darán un look muy femenino y sensual.

CÓMO MAQUILLAR LOS OJOS PARA LABIALES MARRONES

Aunque la regla de oro del maquillaje dice que hay que centrar la atención en una de las zonas del rostro, o sea, si te centras en los labios queda en segundo plano los ojos y viceversa. Si bien es necesario respetar esta regla, para este maquillaje es necesario que las cejas queden gruesas y marcadas. Si tus cejas son finas deberás engrosarlas y márcalas con una tonalidad un grado mayor al color natural de ellas.

Luego utiliza corrector en todo el rostro para engamar el color de tu piel, disimulando ojeras e imperfecciones y paso seguido ilumina en la zona del lagrimal, laterales de la nariz, zona del mentón, comisura de los labios y la frente. Tonaliza el rostro con un tonalizador tostado, luego usa rubor para las mejillas y realiza un delineado suave de tus ojos. Si vas a usar sombra que sea similar al color de tus ojos en lo posible.

No olvides que dentro de los marrones tienes la gama de los labiales beige. Esta tonalidad siempre te brindará un make up prolijo, natural, si se quiere, neutro, lo que hace que sea muy usado en los ámbitos de trabajo ya que siempre te dará la posibilidad de lucir un look prolijo, sencillo y afable.

Nos harías un gran favor si compartieras este artículo en tus redes sociales

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *